Decorar con Suculentas: Conejo de Suculentas

Si te fijas bien, hoy en día está súper de moda utilizar las suculentas para decorar no sólo jardines sino también interiores.  Esto se debe a la simple y sencilla razón de que son plantas ornamentales y dan un toque no sólo fresco sino también colorido y radiante a cualquier lugar, aportando claramente muchísima vida al ambiente donde lleguen a estar.

Las suculentas son plantas demasiado versátiles en cuanto a su variedad, forma y color, son estos factores los que al mismo tiempo las hacen tan atractivas ante cualquiera, llaman muchísimo la atención siendo muy agradables visualmente.

Hoy quiero compartir contigo una linda forma de decorar con éstas hermosas plantas, te traigo un conejito de alambre, relleno de musgo y adornado con suculentas; es una decoración muy sencilla y sin lugar a dudas te quedará súper bonito.

Materiales necesarios para montar el conejito de suculentas

A continuación, te voy a enumerar los materiales que necesitas para hacer el conejito… son pocos, sencillos y muy fáciles de conseguir:

materiales necesarios para crear la decoración

  1. Estructura de alambre: La buena noticia es que no tienes necesidad de elaborarla porque ya vienen hechas y las puedes conseguir fácilmente en los centros de jardinería o en lugares de decoración; yo escogí la estructura en forma de conejo porque se ve adorable y me encantan estos animales, sin embargo, existe una gran variedad de figuras y formas para que puedas escoger la que más te guste. Lo único que debes tener en cuenta antes de comprarla es que esta estructura tenga una buena profundidad para después introducir el musgo.

 

  1. Suculentas pequeñas: En mi caso particular utilicé Sempervivum o Siemprevivas, tenía una gran cantidad de éstas y fueron suficientes para la decoración. La cantidad que vas a necesitar variará de acuerdo al tamaño de la estructura que tengas, pero la idea es que se pueda cubrir muy bien el musgo, así que entre más suculentas le pongas se verá mucho más lindo, no obstante, aquí también influirá demasiado tu gusto y creatividad.

 

  1. Suculenta más grande: Así es, necesitarás otra suculenta, pero ésta debe ser más grande que las anteriores y debe estar sembrada en una maceta de un tamaño proporcional al orificio que debe tener tu estructura en el centro, la idea es que encaje sin problema en este orificio para poner la maceta en la superficie.

 

  1. Musgo seco: Podemos decir que este es el componente principal de nuestra elaboración. Yo utilicé un musgo llamado “musgo de lagarto o de camaleón”, le dicen así porque precisamente lo usan para ponérselo a los camaleones.  Fue muy fácil de conseguir, lo compré por internet a un precio bastante cómodo; este material viene bastante compacto, por lo cual será necesario deshacerlo y así cogerá muchísimo más volumen.

 

Montaje del conejo de suculentas

Pues ya habiendo conseguido estos materiales, está todo listo para lo más divertido… la elaboración del conejito decorativo de suculentas. Y para facilitarte un poco más este proceso, aquí te voy a describir, paso a paso, el procedimiento que debes seguir para llevarlo a cabo con mucho éxito:

 

  1. Primero que nada, empezarás deshaciendo el musgo. Como ya lo había mencionado, viene súper compacto, así que debes dejarlo listo para poder manipularlo con facilidad.  Puedes ayudarte utilizando una bandeja para no hacer desastres y en ella ir poniendo, poco a poco, los pequeños pedazos que vayas sacando con tus manos del bloque de musgo, recuerda que entre más pequeños sean se te harán más fácil de utilizar, así que… a deshacerlo lo más que puedas y por completo.  Generalmente, al llevar a cabo este proceso el musgo empezará a levantar un poco de polvo que puede llegar a ser bastante molesto si es que estás en un lugar cerrado, para evitarlo te recomiendo rociar un poco de agua con la ayuda de spray que lo irá humedeciendo.

deshacer musgo para rellenar decoracion de conejo

  1. Una vez deshecho todo el musgo puedes proceder a rellenar la estructura de alambre poco a poco, asegurándose de que el musgo quede un poco suelto, ya que si lo aprietas mucho no te van a entrar fácilmente las suculentas cuando vayas a ponerlas. Es muy probable que mientras vayas poniendo el musgo resulte que se salga un poco por los lados, pero no importa porque después lo podrás volver a meter hasta conseguir que quede firme en la estructura.

rellenamos de musgo el conejo

  1. Cuando ya tengas el musgo bien distribuido por toda la estructura, toma la maceta con la suculenta más grande y acomódala sobre el musgo por el orificio central. Deberás poner un poco de agua al musgo para que se vaya compactando de a poco, lo que hace el agua es que lo dilata (aumenta su tamaño) y esto permitirá que la maceta pueda quedar mucho más fija a él.

Colocamos maceta en la estructura del conejo

  1. Es en este punto donde podrás dejar fluir libremente tu ingenio y creatividad. Vas a proceder a poner las pequeñas suculentas en el musgo tratando de abarcar toda la superficie del conejito de alambre. En mi caso, lo que hice fue tratar de acomodarlas dando forma a sus ojos, nariz, boca y por donde consideré que se le veían muy lindas.  Ponerlas es muy sencillo, sólo debes ayudarte con alguna herramienta que permita abrir pequeños orificios, existen algunas especiales para esto o puedes utilizar tu ingenio y recurrir a lo que esté a tu alcance y te permita llevar a cabo este proceso.  Una vez tengas ubicados y abiertos los orificios sólo deberás poner las suculentas dentro de ellos con mucho cuidado de no ir a estropearlas, pero asegurándote de fijarlas muy bien al musgo.

distribuimos las suculentas por todo el conejito

Te quedó hermoso… ¿verdad? Ahora sólo debes tener en cuenta algunos cuidados futuros para conservarlo siempre lindo y radiante.  Deberás regarlo permanentemente, esto lo puedes hacer utilizando un spray para humedecer el musgo entre las suculentas, de este modo siempre estará fresco y saludable.

Con el paso del tiempo estas suculentas se van a enraizar, y no sólo eso, pues al ser Sempervivum (Siemprevivas) tienden a extenderse, por lo tanto llegarán a cubrir toda la superficie de la estructura de alambre, lo cual quiere decir que en poco tiempo tendrás un conejito completamente cubierto de hermosas suculentas.

Muy bien… si seguiste mis recomendaciones y este paso a paso que te acabo de dar, en este momento estarás apreciando tu hermoso conejito de suculentas decorativo.  Ahora imagina el lugar donde mejor se verá, ya está listo para llenar tu espacio de magia, belleza, luz, color y muchísima vida.

¿Qué te pareció? Sin duda es una decoración muy sencilla, fácil, sin ningún misterio y que puedes hacer en cualquier momento y lugar, pero el resultado te hará brillar.  Anímate a hacer muchas más, otros animales, otras formas u otras figuras más, las suculentas son plantas tan bellas y versátiles, que se prestan para hacer cientos de decoraciones hermosas y ya con las bases que te acabo de enseñar podrás explorar, idear y elaborar todos los elementos decorativos que se te ocurran con ellas.

Espero que todo lo que aquí te compartí haya sido muy útil para ti y te hayas dado cuenta de lo fácil que puede resultar elaborar elementos decorativos con estas magníficas plantas, sólo necesitas un poco de ingenio y creatividad para sacar el mayor provecho (en el buen sentido de la palabra) de estas hermosas plantas.

Hasta la próxima!

Deja un comentario