Aloe dorotheae


El Aloe Dorotheae es una planta de la familia de las suculentas, increíblemente llamativa.

Forma grupos de rosetas de color verde brillante a la sombra, pero que tornan en un color rojo intenso y brillante a pleno sol.

Las hermosas hojas de esta variedad de aloe vera están adornadas con prominentes blancas espinas a lo largo de sus bordes.

En invierno, nacen unas espigas tubulares de color amarillo verdoso abriéndose paso profusamente por encima del follaje, iluminando el aburrido jardín de invierno.

Este Aloe Vera se rompe fácilmente para formar una colonia compacta, y es perfecto como cobertura del suelo en jardines de plantas suculentas o en grandes jardineras.

Aloe Dorotheae
Aloe Dorotheae

Una mirada rápida a sus características:

  • Crece muy bien entre sol y sombra.
  • Resistente a pequeñas heladas.
  • Hasta 30 cm alto y entre 30 y 60 cm de ancho.
  • Se cultiva fácilmente en suelos arenosos o de grava, húmedos o secos fuera de casa
  • Se puede reproducir con facilidad por semillas con calor, tan pronto como la planta esté madura.
  • Ideal para clima Mediterráneo en exteriores.
  • Se cultiva fácilmente en suelos arenosos o de grava, húmedos o secos fuera de casa.
  • No es tóxico para humanos.
  • Temporadas de interés; primavera, verano y final de invierno.

Cuidados y Reproducción

Cuidados:

Este aloe es una planta muy indulgente y si la cultivamos bien, puede ser muy hermosa.

Riego:

Como con todas los aloes, es esencial que nunca se permita que el agua se estanque por lo que la planta debe ser cuidadosamente monitoreada para ver si hay señales de riego excesivo.

Dónde plantar:

Estas macetas de aloe necesitan luz fuerte y directa, soportando todo el sol del verano, una vez que se aclimatan.

En el invierno, proporcione luz directa siempre que pueda. Estas plantas prefieren temperaturas más cálidas de 21 a 27 °C, pero sobreviven hasta -1 ºC.

Aliméntese con un fertilizante para cactus y otras suculentas sólo en primavera y verano.

Reproducción:

Estas suculentas no son de crecimiento particularmente rápido y sólo en raras ocasiones necesitarán ser replantadas. Para replantar el Aloe Dorotheae, hazlo en primavera, siempre y cuando hayan dejado de crecer o su crecimiento haya sido excesivo para el espacio que ocupan.

Una mezcla de macetas bien drenada es esencial. Use macetas específicas para cactus o suculentas.

Hijuelos:

Durante el trasplante de una planta más grande, es posible dividir cuidadosamente el cepellón para obtener nuevas plantas.

Como muchas otras variedades de aloe, el Dorotheae nos regalará hijuelos, que pueden ser plantados en macetas de forma independiente.

Semillas:

Para la reproducción por semillas, si las plantas están en exteriores prácticamente no tenemos nada que hacer ya que una vez maduras caerán al suelo y nacerán nuevas plantas. Sin embargo, si queremos hacerlo de forma manual debes esperar a que las semillas estén maduras y plantarlas al final de las últimas heladas del año.