Aloe Marlothii

Conocida comúnmente como Aloe de Montaña

El Aloe Marlothii o Aloe de Montaña es una gran suculenta con un tallo generalmente no ramificado. Esta hermosa planta está coronada por una roseta de hojas de color verde grisáceo a verde azulado con una punta afilada y espinas de color marrón rojizo a lo largo de los márgenes y al azar en ambas superficies.

Las hojas tienen hasta 1,5 m de largo y 25 cm de ancho y el tallo crece hasta 3 m de alto, generalmente cubierto por las hojas viejas y marchitas.

A medida que envejece, pierde muchas de las espinas de la superficie de sus hojas.

El epíteto específico «marlothii» honra al botánico sudafricano Rudolf Marloth (1855-1931), por lo que también se la conoce como Aloe de Marloth.

Una mirada rápida a sus características:

  • Disfrutan del sol indirecto.
  • Es resistente al frío hasta los -7ºC.
  • Hasta 3m de alto y otros 3m de ancho (diámetro).
  • No apto para cultivo exterior en zonas no aridas.
  • Reproducción por hijuelos o esquejes.
  • Ideal entre los 25 ºC y los +35 ºC.
  • Riegos más reducidos que un aloe normal.
  • No es tóxico para humanos ni mascotas.
  • Crecimiento relativamente lento.

Cuidados y Reproducción

Cuidados:

Cuando cultive aloes como el Aloe de Montaña en interiores, coloca tus plantas cerca de una ventana orientada al sur o al suroeste que reciba mucha luz brillante e indirecta.

En el exterior, proporcionales una ligera sombra, especialmente durante las partes más calientes del día.

Los aloes generalmente no requieren de fertilizantes pero pueden beneficiarse de los nutrientes extra. Este tipo de aloes de crecimiento lento permanecerán varios años sobre el mismo sustrato lo que ese pequeño aporte de alimento puede marcar una diferencia.

Riego:

Estas suculentas necesitan un riego regular pero son muy tolerantes a las condiciones de sequía por períodos cortos. Como he dicho en multitud de ocasiones, riega profundamente, pero sólo cuando el suelo está totalmente seco.

Reduce el riego durante los meses de invierno.

Dónde plantar:

Planta los áloes en un suelo bien drenado especialmente formulado para cactus y otras suculentas o prepara tu propia mezcla con partículas grandes. El drenaje es esencial porque demasiada humedad alrededor de las raíces puede causar la putrefacción de las mismas.

Estas plantas no son particularmente de rápido crecimiento, por lo que se replantarán cada dos años aproximadamente. Yo siempre recomiendo hacerlo cuando las raíces cubren el actual macetero.

Hijuelos y Semillas:

La propagación del Aloe Marlothii puede hacerse usando los hijuelos, esquejes o semillas de una planta madura. Al ser una planta muy prolifera tendremos una gran gama de oportunidades para reproducirla.

Toxicidad:

El Aloe marlothii no está listado como tóxico para personas y mascotas.

Información sobre la floración:

Las flores son de color naranja a rojo brillante y aparecen a fines del otoño y el invierno en una panícula ramificada muy extendida con hasta 30 racimos.

Origen:

Originaria de Botswana, Malawi, Mozambique y Sudáfrica.

[rrss_buttons twitter=’on’ facebook=’on’ pinterest=’on’ whatsapp=’on’]

Si te gustó este artículo de Aloe Marlothii, creo que también te gustarán estos otros artículos: