Aloe Barbadensis Miller

Esta variedad de aloe es la más conocida de todas las aloes existentes, no solo por sus propiedades medicinales, sino también por ser una planta de fácil mantenimiento y belleza. Es de color verde brillante con pequeñas manchas claro y como la mayoría de las aloes, presenta puntas en los bordes exteriores de sus hojas.

Hay más de 500 especies del género Aloe, siendo Aloe Barbadensis Miller, el nombre científico del aloe vera o Sábila, la cual es perteneciente a la familia de las Liliáceas. Debido a sus increíbles propiedades, unidas a la facilidad de cultivo, su producción se ha extendido mundialmente.

Este arbusto es una planta perenne, que acumula agua en sus hojas, siendo esta capacidad la que la caracteriza como suculenta y que le permite sobrevivir con facilidad en climas secos y con altas temperaturas.

Sus hojas son verdes, triangulares y con los bordes serrados, que simulan dientes o espinas. Como dije antes se cree que esta planta es originaria de áfrica pero hoy día se encuentra en cualquier región cálida del mundo. Además de que por su valor ornamental se cultiva en interiores.

Aloe Vera

Aloe Vera

El aloe vera recibe muchos nombres dependiendo de la zona geográfica donde estemos; desde sábila en Latinoamérica, Aloe vera en países europeos y Asia, así como aloe de Barbados o aloe de curasao en Brasil y países caribeños mayormente.

El género Aloe es nativo de África, Arabia y Cabo Verde, aunque Aloe vera es muy probablemente nativa del norte y el sur de África, de países como Marruecos, Sudán, Egipto y Mauritania. Se introdujo a Europa y China en el siglo XVII y su cultivo se extendió hacia muchas otras partes del mundo.

En la actualidad, Aloe vera crece en varios países, pero sobre todo en las zonas de clima tropical y templado de México, Paraguay, Nigeria, Belice, Australia, Barbados, Paraguay y Estados Unidos. En este último se cultiva principalmente en Arizona, Texas y Florida.

La sábila o Aloe vera se cultiva de forma tan sencilla y requiere tan poco mantenimiento que crece y se reproduce con gran facilidad. Es este uno de los principales motivos por los que se ha extendido mundialmente.

No importa qué nombre usemos, dependiendo de si te encuentras en América del sur, Centro América o Europa el nombre cambiará, pero la planta a la que nos referimos siempre es la misma.

Una mirada rápida a sus características:

  • Esta planta prefiere estar en pleno sol o en sombra parcial.
  • Sensible al Frío extremo prolongado.
  • El aloe Barbadensis Miller crece entre los 80 cm y 1 metro de altura. Mismas medidas de ancho.
  • Se puede cultivar en interiores si se le da suficiente luz.
  • Reproducción por hijuelos, aunque también por semillas y esquejes.
  • Prefiere los climas calurosos y secos. Resistente al frío. Aguanta hasta -7ºC
  • Necesidades típicas de agua para un Aloe.
  • No es tóxico para los seres humanos, pero puede ser tóxico para algunos animales.
  • Inactiva en verano.

Cuidados y Reproducción

Cuidados:

El Aloe Vera es una de las suculentas más comunes del mundo. Lo más probable es que tengas uno en tu casa o que la hayas visto en alguna casa de tus amigos. Recuerda que pertenece a la familia de las liliáceas y que es una suculenta. Estos dos datos te servirán para prosperar en su cultivo.

Riego:

El Aloe Vera tiende a necesitar un poco menos de agua que otras aloes debido a que posee más capacidad de almacenarla en las hojas. Es mejor utilizar el método de «remojo y secado» y dejar que el suelo se seque completamente entre riegos.

Dónde plantar:

El Aloe Vera no es resistente al frío extremo, así que si vives en una zona que se vuelve más fría de los -7ºC, es mejor plantarla en un recipiente que se pueda llevar adentro. Funciona bien en sol total o parcial.

Plántala en un área de tu jardín que reciba 6 horas de luz solar al día. Si plantas en interiores, colócalo en una habitación que reciba mucha luz solar, como cerca de una ventana orientada hacia el sur (si estás en el hemisferio norte).

Reproducción:

El Aloe Vera es una planta muy prolífica, que desarrolla muchos hijos alrededor de la base de la planta, cuando esta alcanza la madurez. En teoría se puede reproducir a partir de hojas enterrándolas directamente en la tierra, así como por semillas, sin embargo, la manera más eficaz y rápida es a partir de los hijuelos.

Hijuelos:

El Aloe Vera producirá pequeñas compensaciones, brotando alrededor de la base de la planta. Simplemente córtalas (intenta que tengas raíces) y deja que las compensaciones se sequen durante uno o dos días antes de volver a plantar.

Usos:

El Aloe Vera se puede utilizar de muchas maneras. En el caso de quemaduras o cortes menores, se puede cortar o romper una hoja y exprimir el gel por dentro, frotándose sobre el área afectada, también se puede ingerir para otros problemas de la salud.

Nota: Consulta siempre a un médico antes de ingerir cualquier planta. Aunque el Aloe Vera se considera generalmente no tóxico, algunas personas pueden experimentar reacciones adversas.

Preguntas frecuentes por problemas con la planta de Aloe Vera:

Pregunta:

Compré este Aloe Vera hace varios meses, y ha ido empeorando gradualmente desde que lo tengo.

Problema con planta de aloe vera

A mí me parece que necesita más agua, pero no se recupera en absoluto después de que la riego. Tengo un poco de Aloe Vera diferente en otra habitación que está creciendo bien, así que moví este a la habitación con ellos.

No ha servido de nada. ¿Qué puedo hacer?

Respuesta:

Ya que está dentro de una casa, hay un par de posibilidades de que se vea de esta manera.

La primera es la falta de sol. ¿La tienes cerca de una ventana que da al sur o al este? Los áloe prosperan mejor con el sol de la mañana, y si no está recibiendo mucho, puede comenzar a perder su color. Una luz de crecimiento puede ser muy útil para los meses de invierno, donde uno tiene que mantener sus plantas en el interior.

Asegúrate de que su planta tenga un sustrato de buen drenaje; Necesitas que el suelo drene rápidamente después de regar su planta. Los cambios de color en las suculentas son a menudo una señal de que necesitan más agua o de que están recibiendo demasiada. Si las hojas están opacas y flácidas, es una señal de que necesita más agua.

Cuando riegues, asegúrate de empapar completamente la tierra hasta que el agua salga por el fondo de la maceta, y luego deje que la tierra se seque completamente antes de volver a regarla.

Es importante recordar que cuando se hacen los ajustes es mejor hacer cambios graduales. No verás un cambio inmediato y eso está bien. ¡Continúa con ello y verás una mejora pronto!

[rrss_buttons twitter=’on’ facebook=’on’ pinterest=’on’ whatsapp=’on’]

Si te gustó este artículo de Aloe Barbadensis Miller, creo que también te gustarán estos otros artículos: