Aloe Aristata


Crece hasta 20 cm de altura y más o menos lo mismo en de diámetro.

Desde finales de la primavera hasta principios del verano, produce unos tallos largos, de hasta 50 cm alto, que tiene en su extremo flores de color rojo anaranjado. Estas flores son tubulares y de hasta 4 cm de largo.

Detall de la flor del Aloe aristata naciendo

Gracias a su simetría es una planta perfecta para decorar, además tiene un tamaño ni muy pequeño ni demasiado grande por lo que la podremos situar, desde el borde de una ventana hasta como centro de mesa.

Es otra planta única que merece un cuidado adecuado.

Este aloe es resistente a las heladas; hasta los -17 º C y tiene hojas que imitan a una Haworthia. A diferencia de la mayoría de los aloes, este crece particularmente rápido.

Es una planta sin tallo, que produce hojas triangulares en forma de densas rosetas.

Las hojas son de color verde oscuro y presentan protuberancias blancas a modo de dientes por todas las hojas, con bordes serrados, las cuales tienen forma de rombo si se ven de perfil y triangulares si se miran desde la vertical y poseen un extremo en forma de «hilo».

Pertenece al género de plantas «Aristaloe», siendo nativa de Sudáfrica. Al igual que el Aloe Chinensis, el Aloe Aristata es la única especie del género «Aristaloe».

En el video de abajo te cuento todo sobre este aloe y te explico porque me gusta tanto:

Una mirada rápida a sus características:

  • Esta planta prefiere estar al sol y sombra parcial.
  • Aguanta el frío extremo prolongado. Sensible al calor extremo.
  • Crece hasta los 20 cm de alto y 15 cm de ancho.
  • Se puede cultivar en interiores si se le da suficiente luz.
  • Reproducción por hijuelos.
  • Prefiere los climas calurosos y secos. Resistente al frío. Aguanta hasta -17ºC.
  • Necesidades típicas de agua para un Aloe. La punta de sus hojas avisa del exceso de agua.
  • No es tóxico para los seres humanos ni para los animales.
  • Inactiva en verano. Crece activamente en invierno.

Cuidados y Reproducción

Cuidados:

El Aloe aristata es el complemento perfecto para un jardín en miniatura. Crece rápidamente, con rosetas que forman grupos. Debes estar atento a las flores de color rosa que le aparecen en el verano. Sus flores pueden atraer pájaros y abejas al jardín, lo que hará que éste tenga aún más vida.

Riego:

El aloe aristata tiene necesidades de riego típicas para un aloe, pero puede ser sensible al exceso de riego. Es mejor usar el método de «remojo y secado», y permitir que la tierra se seque por completo entre riegos.

Evita el espray con esta planta, ya que sus hojas están muy juntas y una concentración pequeña de agua entre éstas puede ser mortal.

Dónde plantar:

Este aloe es resistente al frío, pero si vives en una zona muy fría, es mejor plantar este aloe en un macetero que pueda llevarse al interior cuando las temperaturas caen por debajo de cero.

Le va bien en sol parcial a sombra parcial. Si lo tienes en el interior, colócalo en una habitación que reciba mucha luz solar, como puede ser cerca de una ventana orientada al sur (si se encuentra en el hemisferio norte).

Reproducción:

El método más fácil de reproducir el Aloe Aristata es a través de los hijuelos. Estos hijuelos se pueden arrancar con facilidad en la primavera, a la hora de trasplantarla.

Hijuelos:

Arráncalos de la base de la planta. Si es posible, busca aquellos hijuelos que ya han comenzado a formar rosetas de hojas.

Planta estos hijuelos en la misma mezcla de cactus utilizada para la planta principal. Deben plantarse a una profundidad de 2 centímetros y cubrirse con una pizca de arena o perlita. Esto ayuda a reducir la podredumbre.

Coloca los hijuelos fáciles de cultivar lejos de la luz solar directa y del agua moderadamente. En unas pocas semanas, deberías comenzar a notar un nuevo crecimiento.

Usos:

Esta planta de pequeño tamaño se ve muy bien sola en un estante o una mesa pequeña. También la puedes plantar con otras aloes o suculentas en un grupo, jardín de rocas o macetero amplio para crear un escaparate de plantas suculentas de bajo mantenimiento.

Preguntas frecuentes por problemas con la planta de Aloe Aristata:

Pregunta:

Tengo un problema con mi Aloe Aristata y no sé qué estoy haciendo mal, pero desde hace unos meses no se la ve sana y se le están poniendo las hojas amarillas y marchitas. ¿Cuál puede ser el problema? ¿Tiene alguna enfermedad?

Respuesta:

Si notas que las hojas de tu aloe aristata se vuelven amarillas, entonces estás regando demasiado tu planta. Esto suele ir acompañado de la putrefacción del tallo y es la primera señal de que tu planta corre peligro.

Si lo detectas a tiempo, deja de regar inmediatamente e inspecciona la planta mientras eliminas cualquier parte podrida. El marchitamiento, por otro lado, es causado por las plantas que no reciben suficiente agua durante el verano.

Investiga los primeros signos de marchitamiento y continúa regando tu planta en consecuencia. Recuerda que las aloes necesitan más agua durante las estaciones cálidas debido al aumento de la transpiración.