Cáncer de la Planta de Aloe Vera o Aloe Mite

Aunque se le conoce como cáncer de la planta de Aloe, en realidad no es un cáncer y pese a descartar que se trate de un cáncer, no mejora la situación de la planta, pues nos enfrentamos con un caso de infestación de ácaros. Este bichito microscópico se conoce como el Ácaro Mite, Ácaro del Aloe o siendo más rigurosos y científicos, Eriophyes Aloinis.

Las plagas microscópicas (Eriophyes aloinis) no son insectos sino parientes de las arañas. Causan flores deformes, un borde burbujeante en los bordes de las hojas, agallas y crecimientos anaranjados y verdes donde las hojas se encuentran con los tallos.

¿Por qué se deforma la planta del Aloe Vera?

Viendo el aspecto de las plantas afectadas por el Aloe Mite, uno no acaba de asimilar el hecho de que la planta en sí esté sana, ya que se deforma y le aparecen bultos, agallas, verrugas e irregularidades.

Pues bien, la explicación es que estos indeseados ácaros inyectan una sustancia química en la planta que le causa un crecimiento canceroso.

El Aloe Mite muerde e inyecta esta sustancia, entonces las células afectadas se reproducen a una velocidad mucho mayor y sin el orden habitual, dando lugar a las famosas deformaciones.

¿Se puede recuperar una planta afectada por el cáncer del Aloe?

Estos ácaros son más listos de lo que uno hubiera pensado, ya que son conscientes del efecto de su mordedura en la planta, y aprovechan las deformaciones, cavidades y galerías que se crean para refugiarse dentro.

Lo peor además es la velocidad de reproducción que tienen, pues cada hembra pone 80 huevos al mes. Por otro lado, se pueden desplazar con facilidad viajando a través del agua, el viento, las herramientas de jardinería.

Aloe Mite

Esto pinta muy mal…

Tratamiento externo con Acaricida

Los Ácaros Mite, protegidos dentro de las galerías, son impermeables a los pesticidas tópicos (de uso externo) por lo que, si aplicas un acaricida o miticida en forma de aerosol sobre ellos a penas conseguirás eliminar algunos de ellos.

En cualquier caso, este siempre debe ser una de las primeras acciones. Aquí te dejo algunos productos que podrían servir:

Tratamiento interno preventivo

Cada vez se está extendiendo más en cultivadores y coleccionistas de plantas suculentas, la aplicación de un sistema preventivo y sistémico – un miticida que es llevado a los tejidos de la planta a través de las raíces – pero tiene que ser aplicado antes de que haya evidencia de que es necesario.

En los últimos años todo el mundo habla de las maravillas del aceite de neem por lo que a priori parece ser el candidato ideal para esta tarea:

Naissance Aceite Vegetal de Neem 1 Litro - 100% puro, virgen, prensado en frío, vegano y no OGM
  • Posee propiedades antisépticas y hidratantes
  • Alto contenido en proteínas, vitaminas A, B y E
  • Puede ser utilizado en la piel y el cabello

Tratamiento combinado

Esto es lo que yo haría:

  1. A la primera señal, extirpar los tejidos afectados y ponerlos en una bolsa para la basura o quemarlos directamente.
  2. Si la infestación es severa, deshazte de toda la planta, ya que es un caldo de cultivo para infectar otras aloes. Incluso si no te molesta el aspecto de esas protuberancias, deberías deshacerte de ellas antes de que la plaga de su interior encuentre los aloes de tu vecino o los míos.
  3. Una vez extirpada toda la zona afectada, aplica un acaricida de uso externo para intentar exterminar el máximo de ácaros.
  4. Al mismo tiempo comienza a añadir un producto acaricida al agua de riego para que las raíces lo lleven al interior de la planta y así puedas eliminar la plaga desde dentro.
  5. Aísla las plantas afectadas y ten mucho cuidado de que no puedan contagiar a otras. En poco tiempo las plantas no muy afectadas volverán a la normalidad.

Conclusiones:

La mayoría de las personas vemos las consecuencias del ataque de esta plaga como algo antiestético, por lo que estos consejos para eliminar el famoso cáncer de la planta del Aloe les vendrán genial, pero es curioso como incluso algunos coleccionistas mantienen sus plantas infectadas por este ácaro intactas, pues encuentran fascinantes este tipo de formaciones extrañas.

De nuevo, gracias a toda esa gente que me sigue en Youtube y en esta web ya que por vosotros es por los que escribo. Gracias a Sofe L. escribí este artículo.

Aquí os dejo un enlace a un artículo en inglés donde analizan este problema más en profundidad y desde un punto más científico, pero las conclusiones son las mismas que yo os traigo: https://academic.oup.com/jee/article/107/6/2088/795134

No olvides leer mis artículos esenciales en el cuidado de las plantas de Aloe:

Deja un comentario