Aloe Humilis

Conocida comúnmente como Aloe Araña

El aloe humilis es una suculenta de bajo crecimiento que forma densos racimos de 10 o más, sin tallo o con rosetas de tallo muy corto.

Las hojas son de color verde azulado pálido, erguidas o curvas, de hasta 12,5 cm de largo, con «dientes» cortos, translúcidos y blancos en los bordes. Hay muchas espinas y nódulos pequeños y blancos a ambos lados de la hoja.

Las flores son tubulares, de hasta 5 cm de largo, escarlatas, naranjas o amarillas y dispuestas de manera suelta sobre una espiga de hasta 35 cm de alto. Aparecen desde finales de invierno hasta la primavera.

Una mirada rápida a sus características:

  • Disfrutan del sol directo.
  • No es resistente al frío extremo. (hasta los -4ºC)
  • Hasta 12.5 cm alto y 15 cm de ancho.
  • No apto para cultivo Interior.
  • Reproducción por hijuelos o esquejes.
  • Ideal entre los -4 ºC y los +27 ºC.
  • Riegos normales.
  • No es tóxico para humanos.
  • Crecimiento activo en primavera.

Cuidados y Reproducción

Cuidados:

Estas suculentas no son particularmente de rápido crecimiento y sólo raramente necesitarán ser replantadas. En primavera, replanta los áloes que se estén volcando las macetas debido al peso de las hojas, o que hayan dejado de crecer.

Resiste al frío hasta los -4 °C.

Riego:

El Aloe Humilis es una planta muy indulgente, y una planta bien cultivada puede ser muy hermosa. Como con todas las suculentas, es esencial que el Aloe Humilis nunca se quede en agua estancada, y por ello debe ser cuidadosamente monitoreada para vigilar los signos de exceso de agua.

Dónde plantar:

Usa una mezcla para macetas de drenaje rápido con un tercio de arena, perlita o ambos. Estas plantas de Aloe necesitan una luz fuerte y brillante y pueden soportar el pleno sol del verano, una vez aclimatadas.

En el invierno, es recomendable situarlas en el interior si es posible pero bajo luz brillante.

Esta planta prefiere temperaturas más cálidas, de 21 a 27 °C, pero sobrevivirá hasta los -4 °C. 

Aliméntala con un suculento fertilizante sólo en el verano y suspende la alimentación en el invierno cuando la planta se quede invernando.

Hijuelos:

Durante el proceso de replantar una planta más grande, es posible dividir cuidadosamente el cepellón.

Algunas variedades de Aloe como es el caso del Humilis, creará tallos con raíces junto al tallo principal, que pueden ser plantadas en maceta de forma independiente.

Semillas:

Las semillas de Aloe humilis necesitan un suelo ligero y bien drenado.

Usaremos tierra húmeda, colocando las semillas en el suelo a 0,2 cm de profundidad, cubriendolas ligeramente ( mejor hacerlo en la primavera). Tendremos mucho cuidado de no regar en exceso y usaremos siempre que podamos una maceta pequeña.

No es difícil cultivar el Aloe Humilis a partir de semillas, pero es más fácil empezar con tallos anexos.

Información sobre la floración:

Como otras aloes, el Aloe Araña  produce flores en forma de campanillas de hasta 5 cm de largo, de un color anaranjado rosado intenso. Las flores aparecen al final de unos tallos que suelen nacer desde el centro de la planta y se elevan hasta los 35-40 cm de alto.

Origen:

El Aloe humilis es nativo de Sudáfrica y otras regiones cercanas.

[rrss_buttons twitter=’on’ facebook=’on’ pinterest=’on’ whatsapp=’on’]

Si te gustó este artículo de Aloe Humilis, creo que también te gustarán estos otros artículos: