Aloe Vera para la Dermatitis


Al hablar de aloe vera, se podría decir que los beneficios son infinitos. Es que esta milenaria planta, pareciera que ha evolucionado para socorrernos en el tema de salud, gracias a sus múltiples propiedades curativas para la piel. Siempre se ha usado para quemaduras y picaduras de insectos pero ahora veremos como también podemos usarlo con la dermatitis.

El aloe vera para la dermatitis en los bebés

La dermis de los recién nacidos requiere un cuidado especial, sin embargo, como ya mencionamos anteriormente, la dermatitis es espontánea e inevitable y no está exenta en nuestros pequeñines.

tratamiento de la dermatitis con aloe vera en bebés

La pueden producir los pañales desechables irritando la zonas, algunas fibras de las ropas, químicos habituales del hogar,… por lo que lo primero que se debe hacer es lavar bien la zona afectada con agua y jabón, y no hay mejor jabón que aquellos orgánicos hechos a base de sábila, ideales porque no contienen componentes químicos.

El aloe vera para la dermatitis en los jóvenes y adultos

La piel de los jóvenes, está en esa etapa justamente donde tenemos lozanía, colágeno a montón y no deberíamos estar haciendo uso de estos lujos, que el tiempo suele llevarse y dejar la piel expuesta-

Así mismo, la piel en los adultos no deja de ser delicada, por lo tanto una irritación, enrojecimiento puede arruinar momentos únicos, que pudieran terminar afectando tu bienestar y autoestima, ya en esta etapa es posible que tengas el diagnóstico y sepas que producen los brotes y si estás aquí, te diremos que hacer de manera efectiva, confiable y sin mucho esfuerzo económico.

¿Qué Hacer si tienes un brote de dermatitis?

  1. Lavar la zona con un jabón antiséptico, es recomendable que sea de aloe vera, por sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas ideal para controlar el brote y prevenir alguna infección producto de la irritación.
  2. Secar bien la piel y mantenerla hidratada, actualmente existen geles de sábila muy famosos, que actúan como humectantes, refrescantes y cicatrizantes, esto te aliviara de inmediato la inflamación, y lo mejor de todos que son productos naturales, sin componentes irritantes de bajo costo y muy efectivos que por sus propiedades regenerativas podrás recuperar la lozanía de la piel.
  3. Relájate, el estrés también puede producir un brote.
  4. Evita exponerte al agente.
  5. Mantener extremo cuidado con el higiene de tu ropa, sabanas y toallas, estas debes cambiarlas por lo menos 2 veces por mes.
tratamiento de la dermatitis con aloe vera

Si tienes la fortuna de acceder directamente a la planta de sábila que además es hermosa, no requiere trabajo mantenerla en nuestros hogares, requiere poca agua y es resistente al sol; lo que puedes hacer es:

  • Toma de la planta la penca siempre de los bordes de afuera (también es una forma de sanearla), la más robusta, debes lavarla bien, pelarla hasta obtener un cristal (te advertimos que el olor no es agradable, pero esto solo es al principio mientras desprende un líquido cristalino y amarillento llamado aloína).
  • Una vez realices este proceso, coloca el cristal directamente sobre la zona afectada, el tiempo que debes mantener el cristal en la zona afectada te lo dirá tu piel, cuando comiences a sentir alivio en la zona afecta y tú piel recobre prácticamente su textura, debes lavar con abundante agua preferiblemente temperatura fresca, el calor solo empeorara la situación.
  • Esto puedes repetirlo unas 2 veces por semana para mejorar el aspecto de la piel y aliviar los síntomas de la dermatitis.
tratamiento de la dermatitis con sabila

La dermatitis se puede evitar, una vez que identificas que la causa y además ahora puedes mejorar los síntomas con tratamientos y cuidados de la piel de forma natural.

No dejes que la dermatitis se vuelva crónica, atacando los brotes en el momento de su aparición, recordemos que la piel es nuestra carta de presentación y la cobertura de nuestro cuerpo.

Si te gustó este artículo de Aloe Vera para la Dermatitis, creo que también te gustarán estos otros artículos:


Deja un comentario