Cuidados y Reproducción de las Sempervivum o Siemprevivas


Como bien sabéis desde hace mucho tiempo cultivo y colecciono variedades de aloe. Sin embargo, después de todo este tiempo el género de los aloes se me ha quedado pequeño por ello he comenzado a coleccionar otro tipo de suculentas; las Sempervivum o Siemprevivas han sido mis primeras suculentas diferentes a los aloes.

Cuando compré mis primeras Sempervivum no lo hice pensando en sus características, en lo fácil que son de mantener, en su belleza u otra cualidad de estas plantas solo las elegí porque fueron las primeras que vi. Aunque si me paro a pensarlo bien, en realidad las compre por puro egoísmo, ya que vi todos esos hijos alrededor de las madres y pensé en que podría tener en muy poco tiempo muchísimas suculentas.

Las Sempervivum son unas de las Suculentas más Populares

Las Sempervivum o Siemprevivas son sin duda una de las suculentas favoritas de la mayoría de las personas, entre otros de los motivos, esto se debe a que son unas plantas muy duras que aguantan temperaturas bajas sin problemas, por lo que las podremos situar en el exterior sin preocuparnos mucho de la temperatura.

Las Siemprevivas son una familia de suculentas muy cercanas a las Echeverias y Kalanchoes, perteneciente a la familia de las Crásulas, las cuales me encantan también.

Se les conoce comúnmente como la gallina y los pollitos porque siempre tendrás la planta madre que será la gallina y los hijuelos que harán el papel de pollitos alrededor de la mamá. Si sigues leyendo descubrirás muchos otras cosas que desconocías sobre estas hermosas suculentas.

Cuidados Generales

                Sustrato

En términos de ambiente en el que viven de forma adecuada y en cuanto a cuidados generales lo que tienes que conocer principalmente y de forma genérica es que estas plantas se desarrollan muchísimo mejor en sustratos muy sueltos y con partículas grandes en él, por ello es muy recomendable usar arena y grava en las mezclas.

Estas mezclas con partículas grandes favorecen, entre otras cosas, la prevención de la cochinilla. Y en mi corta experiencia con estas plantas Siemprevivas ya he tenido que luchar contra estos bichitos, siendo el sustrato una pieza clave para deshacerme de ellas.

                Iluminación

En cuanto a la iluminación, de forma general es recomendable al menos 6 horas de luz al día y esta exposición puede ser recibida en la sombra, sol directo o en semisombra.

Una pista de las Siemprevivas sobre si están recibiendo demasiado sol es que se tienden a cerrarse cuando reciben demasiada luz, formando un capullo muy compacto. En este momento, en el que la planta te manda la señal, debes moverla a un lugar con menos incidencia solar.

Al igual que como sucede con la temperatura, las Sempervivum son muy tolerantes tanto al exceso de luz como a la ausencia de esta.

                Riegos

Como ya sabéis yo vivo en Reino Unido, donde llueve día sí y día también. Pues bien, en el vivero donde compré mis Sempervivum las tenían mojándose con agua de lluvia y parecía que llevaban así muchos días. Esto al principio me sorprendió, pero más aún cuando leí en el cartelito típico que les ponen que requerían agua abundante…¿? de modo que al principio las empecé a regar de forma generosa, sin embargo, ¡algunas plantas comenzaron a pudrirse!

¿Qué debía hacer? ¿Regar mucho o poco? Al ser suculentas y siendo fiel a mi experiencia con ellas dejé de regarlas hasta que tuvieran el sustrato seco. Esta técnica del empapado y secado las transformó totalmente, convirtiéndose en pequeñas hermosuras.

                Temperaturas

Estas plantas soportan estoicamente temperaturas superiores a los 40 grados Celsius durante el verano y hasta menos 8 grados durante el invierno. Esta característica las hace perfectas para decorar jardines exteriores en países donde hay estaciones muy marcadas.

Las Sempervivum son muy versátiles.

Todo esto las convierte en unas plantas muy versátiles y fáciles de mantener. Algunas veces puedes perder alguna planta, pero como dan tantos hijos, que además siguen vivos cuando muere la madre, triunfarás con esta variedad de suculentas.

En cualquier caso, siempre recomiendo que experimentes las diferentes localizaciones donde las puedes establecer y observar cómo se van desarrollando porque no a todos nos funcionan los mismos métodos por igual. Por esto a mi me gusta tener mis plantas en macetas ya que puedo cambiarlas de lugar si veo que en una zona concreta de mi jardín o de la casa no se están desarrollando como deberían.

Consejos Sobre su Cultivo:

Hay unas cuantas cosas que debes tener en cuenta a la hora de tener Siemprevivas según mi experiencia:

  • En primer lugar asegúrate de no regarlas de más ya que parecen ser plantas muy susceptibles a la pudrición de sus raíces.
  • Ten en cuenta que son plantas monocárpicas, es decir, que florecerán desde su parte central regalándote unas hermosas flores pero que después de que la flor muera, también lo hará la planta y esto no significa que hiciste algo mal. Así es el proceso del monocarpismo, durante el cual toda la energía de la planta se manda a la flor, y es tan fuerte el proceso que, tras finalizar la floración, la planta muere junto con la flor.

Plagas:

¡La odiada cochinilla! Pueden salir de la nada y destruir hermosas Sempervivum en un abrir y cerrar de ojos. Las cochinillas suelen hacerse notar al aparecer una sustancia blanca y algodonosa que encontrarás en tu Siempreviva.

Suelen aposentarse en el tallo, en la base de las hojas o justo en el centro de la planta. Las cochinillas se acercan sigilosamente a ti, así que es bueno revisar tus plantas de vez en cuando, incluso si no hay signos visibles de ellas. La mayoría de las veces, antes de que te des cuenta de los bichos, verás que tus hojas empiezan a deformarse.

Incluso si ves hormigas patrullando tus Sempervivum puede que estén protegiendo las cochinillas, ya que las hormigas se alimentan del algodoncito blanco que producen las dichosas cochinillas. ¿No es increíble? ¡Hormigas protegiendo cochinillas! Así es la simbiosis entre insectos… se produce y ni ellos mismos lo saben.

A veces, puede ser más difícil detectar las cochinillas si no se inspecciona cuidadosamente toda la planta. Los bichos se esconden debajo, dándose un festín con las hojas más viejas, siendo esto un peligroso caldo de cultivo para las cochinillas. Por esto te insto a eliminar las hojas muertas de tus Siemprevivas o si no estarás facilitando que pasen desapercibidas cuando se propagan a las plantas cercanas.

Así que ahora que sabemos cómo detectar a los pequeños bichos, ¿qué podemos hacer con ellos? Hay todo tipo de jabones insecticidas y espray por ahí, pero ¿son seguros para estas suculentas?

Hablemos de las mariquitas por un minuto.

No sólo son súper lindas e inofensivas para las suculentas, sino que son depredadores generales que se alimentan de una variedad de insectos problemáticos, ¡incluyendo a las cochinillas! Este es un remedio natural y orgánico para cuidar el problema de las cochinillas de las Sempervivum.

Puedes comprar mariquitas en Amazon. Te divertirás mucho rociando tus Siemprevivas con estas mariquitas y viéndolas darse un festín con cualquier pulgón, ácaro o harina que pudieran encontrar. Lo bueno de tener a estos pequeños guerreros peleando tu batalla por ti es que no tienes que pasar tiempo examinando cada pulgada de tus plantas en busca de plagas. Las mariquitas se alegran de inspeccionar tu jardín por ti, ahorrándote tiempo y evitando que tus plantas se dañen en el proceso.

La solución más efectiva e inmediata que he encontrado hasta ahora es el del 70% alcohol isopropílico.

Simplemente rocía toda su planta con un aerosol de este alcohol isopropílico, teniendo especial cuidado de saturar las áreas difíciles donde se pueden esconder pequeños insectos. El alcohol se evapora completamente en unos pocos minutos y las cochinillas deberían estar muertas.

Puedes ver visiblemente la sustancia algodonosa desintegrarse y los bichos blanco grisáceos se vuelven de un rojo intenso. Después de que el alcohol se evapora, lavamos nuestras plantas con un fuerte chorro de agua para eliminar los bichos muertos. Querrás volver en unos días para asegurarte de que los tienes todos. Si no es así, simplemente vuelva a aplicar el alcohol según sea necesario.

Todas las suculentas son diferentes, así que, si no estás seguro, prueba el alcohol en un área discreta antes de cubrir toda la planta.

Reproducción:

Las Siemprevivas o Sempervivum puede que sean el tipo de suculentas más fácil de reproducir. Será tan fácil como seleccionar un hijuelo con el tamaño adecuado y a ser posible con algunas raíces ya desarrolladas, cortar el tallo que lo une con la madre y plantarlo en una nueva maceta.

Gracias a lo prolíficas que son las Sempervivum tendrás cientos de plantas en un abrir y cerrar de ojos.

Curiosidades de las Siemprevivas:

Otro nombre curioso que se les da a estas hermosas suculentas es la de “puerro casero” o en inglés “houseleek”. Este simpático nombre se debe a la habilidad que tienen las Sempervivum para enraizar en los tejados de las casas.

En concreto se trata de una sola especie llamada Sempervivum Tectorum que viene del Latín y significa literalmente “de los tejados”. Y respecto a este hecho, ciertas culturas piensan que si esta planta ha arraigado en tu tejado, tendrás salud y prosperidad.

Las culturas nórdicas se las consideraba como protectoras contra rayos, fuego y espíritus por haber sido creadas por Zeus (Griegos) o Júpiter (Romanos). Así han sido conocidas como barbas de Júpiter o Barbas de Thor.


Deja un comentario