¿Qué hacer con las flores de las suculentas?


Bienvenidos a esta web de todos los amantes de las plantas suculentas. En el día de hoy os quiero contar qué hago yo con los escapos florales de las Echeverias y suculentas afines. ¿Se los dejo? ¿los corto? Pues bien, hago las dos cosas. Si te interesa el tema y deseas saber más continúa leyendo.

Nota: Un escapo floral es ese tallo larguito que sale de nuestras suculentas con una flor al final

Remover todos los escapos florales.

Lamentablemente una de las opciones a considerar y en la que me centraré hoy es la sustracción de los escapos florales. Siempre que encontremos una de nuestras Echeverias o suculentas afines que se está reduciendo o a dejado de crecer drásticamente a la vez que florece, es un indicador inequívoco de que ya tienes que sacar los escapos florales.

Para extraer el tallo de esta flor lo haremos haciendo pequeños movimientos circulares y laterales, durante los cuales, muy probablemente se desprenderán algunas hojitas pertenecientes a este tallo. Hay que recordar que las hojas que nacen en los escapos florales se llaman brácteas.

Nota: Las brácteas son hojas modificadas que cumplen la función de proteger la floración y éstas tienen mucha energía para sacar rosetas nuevas, así que es muy buena idea aprovecharlas para colocarlas en una bandejita.

¿Qué hago con el escapo floral una vez extraído?

Una vez tenemos el escapo fuera de la planta, si queremos aprovechar la floración podemos colocar azufre y plantar en la misma maceta, así la floración continuará y podremos disfrutarla. De esta forma, nos podemos beneficiar doblemente a través de la obtención de semillas de las flores o utilizar el escapo floral para la reproducción (quitando con cuidado las brácteas cuidado de que no se rompan y utilizando como hojitas reproductoras).

Usaremos las brácteas como hojas reproductoras pero es muy importante es que recuerdes que debes poner nombre a la bandejita de reproducción para no perder el nombre de la planta madre, porque cuando las hojas son muy pequeñas, son todas muy parecidas.

Como decía en este primer caso, si tu planta está claramente reduciéndose o dejando de crecer, es necesario extraer todos los escapos florales ya que la planta se está agotando. Hay que recordar que al sacar el escapo floral debes quitar todas las brácteas y preparar nuevas bandejas de reproducción, aunque las hojitas más pequeñas probablemente no prosperen.

Disfrute de la floración de tu Echeveria y obtención de semillas

A pesar de haber quitado las brácteas puedes dejar el escapo floral peladito en la maceta, disfrutar la floración y además sacar más adelante semillas. En el caso de que las flores estén sanas, sin infección ni plagas, estás en disposición de disfrutar una hermosa floración sin perjudicar a la planta madre. En el caso de notar pulgones en los escapos entonces directamente no la colocamos en la misma maceta porque seguimos atrayendo plagas a la planta.

Estos escapos pueden ser recortados un poco para no tener un tallo larguísimo o torcido. Usa siempre unas tijeras limpias, afiladas y desinfectadas

Una vez hemos quitado todos los escapos florales la planta volverá a tomar fuerzas para crecer y desarrollarse. Como está en plena floración nos indica que a su vez está en plena etapa de crecimiento y muy activa, por lo que también podemos ayudarla con un fertilizante rico en potasio.

¿Cómo darse cuenta de que el escapo floral está agotando la planta?

Sencillo; cuando la planta comienza a reducirse o deformarse. Esas dos señales nos indican que la planta estaba gastando demasiada energía en florecer y le está quitando fuerza a su crecimiento y desarrollo.

Excepciones en la extracción del escapo floral

Hay casos como las Echeverias peludas, donde los escapos que deforman nuestras plantas no pueden ser extraídos haciendo un movimiento circular y lateral, sino cortando porque este tipo de suculentas suelen desgarrarse al tirar del tallo de la flor. Así que cortaríamos con cuidado para no lastimarla.

¿Qué hacer si los escapos florales son muy gruesos?

Hay veces que los escapos se desarrollan muy gruesos por lo que yo recomiendo en estos casos, extraerlos, pero no disfrutar la floración sino cortar la flor y en los cortes colocar azufre, carbón molido, ceniza o simplemente dejar que ese aire.

Lo que haremos con estos escapos florales gruesos será usarlos como tallos reproductores. Les quitaremos las brácteas inferiores (las que ocupan la zona que irá bajo tierra), pero dejaremos las superiores, ya que de esas uniones con el tallo nacerán las nuevas rosetas.

Estos escapos sin las brácteas inferiores, una vez sellados, los llevamos a una maceta especial para suculentas y directamente los pinchamos en la tierra. La madre naturaleza hará su trabajo y en poco tiempo empezarán a desarrollar nuevas rosetas.

Nota: Si desarrollara la flor de nuevo la cortaríamos otra vez.

¿Qué hacer si la planta suculenta florece desde su ápice?

Este es un caso especial porque al florecer del ápice la mayoría de las suculentas mueren tras la floración, en lo que se conoce como monocarpismo (Como les pasa a las sempervivum o siemprevivas). Si bien es un proceso que lleva meses y puede que, durante el mismo, la planta vaya dejando hijos perderemos la planta una vez la flor muera.

Lo que haremos es cortar la flor en cuanto nos percatemos de ella para así obligar a nuestra suculenta a dar nuevas rosetas desde el escapo floral que ahora más que un escapo es el propio tronco de la planta super desarrollado. Al corte de esta flor aplicaremos azufre inmediatamente ya que aquí si hay un gran contenido de agua.

Algunas de estas flores serán increíblemente grandes por lo que podemos usar sus hojas como hojas reproductoras en una bandeja aparte.

¿Qué hacer si los escapos son muy largos y pesados?

Hay situaciones en las que los escapos florales no están debilitando nuestra planta y por tanto podrían dejarse en ella, sin embargo, su peso y tamaño tienden a volcar a la planta madre.

Muchas veces si la planta madre tiene un tallo corto a pesar de que los escapos florales fueran muy largos no voltearía la planta, como mucho se partirían ellos mismos, pero habrá muchas situaciones en las que ese peso lo soportará el tallo de la planta y por tanto es mejor extraer los escapos.

Como dije anteriormente, quitaremos las brácteas para sacar nuevas hojas reproductoras y plantaremos estos escapos en nuevas macetas o donde la planta madre para seguir disfrutando la floración sin perjuicio para nuestra suculenta. Siempre aplicando azufre, otros productos de enraizamiento o dejando secar al aire antes de plantar.

Lo más interesante de la reproducción por escapos es conseguir un método de reproducción sin dejar peladas nuestras plantas. Sin olvidar cómo podemos sacar semillas para reproducción en semillero y a la vez disfrutar de hermosas floraciones. ¡Todo son ventajas!


Deja un comentario