¿Es el Aloe Vera Venenoso para Perros y Gatos?


Los que me conocéis ya sabéis que estoy un poco obsesionado con los aloes, y poco a poco he ido coleccionándolos hasta tenerlos por todas partes en la casa. Ahora parece más una jungla que una casa.

Hasta aquí no había mucho problema porque mi hija de 5 años y yo disfrutábamos con las plantas, los videos de Youtube y nuestros “experimentos plantiles”.

Las complicaciones llegaron hace unos nueve meses cuando Lucía empezó a ver lindos gatitos por todas partes y no paraba de decirme que sería el mejor papá del mundo si adoptábamos uno, además de ayudar a ese pobre gatito huérfano.

Baby Sparkles (Bebé Brillantina en español) es una gatita blanca y negra que tiene fijación por tirar todas las cosas al suelo y en especial las plantas de aloe.

El día que las recogimos, el voluntario preguntó si todo en casa estaba preparado. «¿Comida, juguetes, bandeja para las piedras, basura?» Asentimos con la cabeza, deseosos de llevarla a casa y bañarla en mimos. «¿Y no tienen ninguna planta de interior?»

Poco sabía yo (o Lucía) que muchas plantas de interior y flores comunes son tóxicas para los gatos y los perros.

Así que, en un esfuerzo por mantener a Baby Sparkles a salvo, fui a varios veterinarios y navegué durante varios días en internet para ver si los aloes son tóxicos y qué hacer si sospechas que tu gato o perro las ha comido.

¿Es el Aloe Vera tóxico para los gatos y los perros?

Resulta que cientos de plantas pueden ser venenosas para las mascotas, y muchas de ellas se encuentran dentro y alrededor de nuestras casas. De hecho, uno de los expertos con los que hablé dice que cuando se trata de mascotas, no hay plantas «seguras».

Cuando se miran los libros de texto sobre los principios venenosos de las plantas, cada planta tiene la capacidad de envenenar varios sistemas diferentes del cuerpo.

Aunque la mayoría de nuestras plantas son de toxicidad leve a moderada y pueden causar síntomas «leves» como molestias gastrointestinales. Cuando las mascotas consumen plantas altamente tóxicas puede ser fatal – incluso si sólo tienen una cantidad muy pequeña.

Aunque el Aloe vera se considera una planta medicinal para los humanos, el nivel de toxicidad del aloe vera es leve para gatos y perros estos son los principales efectos: Vómitos

  • Diarrea
  • Letargo
  • Depresión
  • Anorexia
  • Temblores
  • Cambio en el color de la orina

La Aloína es la defensa de la Sábila contra los animales

El Aloe Vera o Sábila tiene pequeños “dientes” en los extremos de las hojas que, si bien son inofensivos, pueden disuadir a muchos animales de comer la planta por miedo a pincharse.

Si el animal logra pasar esta barrera de falsas espinas, a la planta de Aloe Vera solo le queda un arma; el Látex o Aloína.

Si un animal, ya sea salvaje, un perro o gato, comiera de una hoja cruda de la planta, éste sufriría en pocos minutos pinchazos en el estómago e intestino y probablemente comenzaría a vomitar, seguido de una fuerte diarrea.

La naturaleza es sabia y como los animales aprenden unos de otros por imitación, aquel animal que hubiera probado la sábila no volvería hacerlo, e incluso se alejaría por miedo. De este modo otros miembros de la manada harían lo mismo y la planta de Aloe Vera permanecería a salvo por generaciones.

¿Hay plantas seguras para perros y gatos?

En cuanto a las plantas 100% seguras y aptas para mascotas en realidad no hay ninguna. No creo en recomendar ‘plantas seguras’ ya que cada día sale más información sobre nuevas plantas tóxicas e información contradictoria sobre las que son en teoría seguras.

Todas las plantas deben ser tratadas con un sano escepticismo y debes estar atento a tus mascotas alrededor de cualquier planta.

Cómo evitar que tu mascota coma de tus Aloes

Como dije antes, Baby Sparkles tiene una obsesión con mis plantas y siempre está tirando alguna al suelo.

En los 9 meses que esta felina cazadora de aloes lleva con nosotros he podido aprender mucho de las razones por las que la gata tira las macetas y daña las hojas. Por el momento he encontrado dos motivos:

  • Insectos: Si cualquier mosca o bicho alado acaba sobre una hoja de mis preciosas aloes, Baby Sparkes saltará sobre ella sin miramientos, tirando las plantas en la mayoría de los casos.
  • Son un estorbo para ella: Normalmente mis pencas de sábila están en las ventanas de la casa, que a la vez son los lugares de mejores vistas al exterior para un gato. Disimuladamente se pasea entre las macetas hasta que una le deja un hueco para sentarse.
  • Aburrimiento: Cualquier reflejo de luz sobre la superficie ancha de la hoja de aloe, una mancha blanca, o a saber qué hace que la gata arañe las hojas.

Para evitar los enfrentamientos entre mascotas y plantas de aloe yo os sugiero por un lado ser muy estrictos con las distancias (En cuanto Sparkles se acerca a una planta le envio una mirada matadora). Y por otro, respetar los espacios de ambos: Yo siempre dejo espacios en las ventanas para que la gata pueda subirse.

Síntomas comunes de que tu mascota comió del Aloe Vera

Los síntomas clásicos incluyen convulsiones, diarrea o vómitos y babeo (esto puede ser un signo de náuseas si afecta a su sistema gastrointestinal.)

Si sospechas que tu gato o perro ha ingerido materia vegetal (o en cualquier circunstancia cuando tu mascota está enferma), llama al veterinario inmediatamente. Esto permite a la clínica prepararse para cuando llegas con tu mascota.

Si es seguro hacerlo, los veterinarios pueden inducir el vómito para sacar las toxinas. Si no, pueden anestesiar al animal y lavarle el estómago (lavado gástrico).

Cómo evitar que los animales coman de tu Aloe Vera

Algunas personas usan aerosoles disuasorios para mascotas para repeler a los perros y gatos de comer los aloes y otras plantas, pero estos productos pueden ser demasiado irritantes y a menudo no funcionan.

Incluso estos químicos pueden ser muy contraproducentes para los aloes, ya que sus hojas cargadas de agua pueden llevar estos químicos a la raíz y matar a la planta poco a poco.

A menudo, si las mascotas están masticando plantas es una señal de que no tienen nada más atractivo que hacer. Ese comportamiento nos dice que están aburridos por lo que está en nuestra mano entretenerlos y así mantenerlos lejos de la sábila.

Si te gustó este artículo de ¿Es el Aloe Vera Venenoso para Perros y Gatos?, creo que también te gustará este otro artículo: Cómo conservar Aloe Vera


Deja un comentario