Cómo reproducir el Aloe Vera por hijuelos


Propagar las plantas de Aloe Vera es divertido, fácil y pronto tendrás toneladas de nuevos bebés para compartir con los amigos. En este post, hablaré de los diferentes métodos de propagación del Aloe Vera pero me centraré en los hijuelos, además te daré consejos para fomentar las crías de Aloe o hijuelos y te mostraré exactamente cómo separar las plantas paso a paso.

Cómo propagar el Aloe Vera por división

Como bien sabéis las suculentas plantas de Aloe Vera o Sábila son una de mis plantas favoritas debido a que van excelente en interior y son plantas de muy bajo mantenimiento. He tenido aloes desde hace 4 años, y las he propagado muchas veces. La mayoría de las veces regalo los hijuelos, así que hasta mis vecinos tienen bebés de mis plantas.

Ya sea que estés cultivando una planta de Sábila como planta de interior, o en tu jardín, los pasos para propagar el Aloe Vera son los mismos. Primero hablemos un poco sobre la reproducción del Aloe Vera.

¿Cómo se reproducen las plantas de Aloe Vera?

La propagación del Aloe Vera puede hacerse por división de los hijuelos, por cortes de tallo (esquejes), o por el cultivo de semillas. La forma más fácil y común de propagar el Aloe Vera es por división. Así que, en este post, os mostraré cómo dividir una planta de Aloe Vera.

NOTA: Los Aloes no se pueden reproducir a través de una hoja cortada. Aquí la explicación completa.

¿Qué son los hijuelos de Aloe Vera?

Las nuevas plantas de Aloe Vera crecen en la base de la planta, y se llaman comúnmente hijuelos. Pero hay otros nombres comunes para las crías de Aloe Vera, por lo tanto, podrías encontrar que les llaman también; chupones, vástagos, compensaciones, bebés o deslizamientos.

Como quiera que se les llame, una vez que maduren, pueden ser separados de la planta y plantados en macetas para hacer nuevas plantas. Una vez que estas plantas bebé están lo suficientemente maduras, puedes reproducir plantas de Aloe Vera sacando los bebés de la planta y poniéndolos en macetas de forma individual.

¿Cuándo crecerán mis hijuelos de Aloe Vera?

Con el cuidado adecuado, no toma mucho tiempo para que una planta empiece a producir vástagos por sí misma. Las plantas más viejas tienden a producir crías más prolíficamente que las plantas más jóvenes. Pero una planta joven de Aloe Vera puede empezar a producir crías en los primeros años.

He tenido pequeñas plantas de Aloe Vera que producen crías en menos de un año después de plantarlas por su cuenta. Pero también puede tomar mucho más tiempo, dependiendo de las condiciones de crecimiento. Una planta de aloe saludable es mucho más probable que tenga crías que una que está luchando por sobrevivir.

Cómo estimular nuestro Aloe para que saque hijuelos

Si tu planta aún no ha dado hijuelos, hay cosas que puedes hacer para tratar de alentar la aparición de hijuelos de aloe. Primero, asegúrate de que reciba mucha luz; si estás cultivando Aloe Vera en el interior, muévelo a una ventana orientada al sur o añade una luz de crecimiento.

También puedes tratar de ponerlo afuera durante el verano para animar a las crías de aloe. Si lo haces, asegúrate de no exponerlo muchas horas al sol para que no se queme (sí, irónico, lo sé, pero las plantas de Aloe Vera pueden quemarse con el sol). Además, asegúrate de que tu aloe está en una maceta que tiene agujeros de drenaje en el fondo antes de sacarla.

Ten en cuenta que el aloe prospera en el abandono, así que asegúrate de no regarlo en exceso. Siempre deja que la tierra se seque antes de volver a regarla. Yo riego mis grandes plantas de aloe tal vez una o dos veces durante el invierno.

También puedes intentar darle a tu aloe una inyección de fertilizante en la primavera o a principios del verano para alentar a las crías. Un fertilizante orgánico para plantas suculentas de uso general funcionará muy bien. El fertilizante para tomates es también es una gran opción para usar como fertilizante de plantas de Aloe Vera (usar la mitad de la dosis).

Cuándo propagar el Aloe Vera

Puedes dividir las plantas de Aloe Vera en cualquier momento del año, pero debes esperar hasta que las crías estén lo suficientemente maduras para ser separadas de la planta madre. La mejor manera de saber si las crías están listas para ser separadas es revisar las raíces de la planta de Sábila.

Para ello, puedes sacar con cuidado toda la planta de la maceta. Luego cepilla la tierra hasta que pueda ver la parte inferior de los hijuelos y sabrás que están listos para ser separados porque tendrán sus propias raíces.

Sólo quita los que tienen su propio sistema de raíces porque los bebés de aloe sin raíces pueden no ser capaces de sobrevivir por sí mismos. Por lo tanto, si todos los brotes son realmente pequeños y no se puede ver ninguna raíz, pon la planta de nuevo en la maceta y dale unos meses más para que los vástagos crezcan.

Cómo separar las plantas de Aloe Vera paso a paso

Una vez que has determinado que es seguro empezar a dividir una planta de Aloe, entonces es el momento de recoger algunos suministros. No te preocupes, no necesitas comprar un montón de cosas de propagación caros. De hecho, ¡probablemente ya tienes la mayoría de estas cosas a mano!

Suministros necesarios:

Pasos para propagar las plantas de Aloe Vera:

Paso 1: Aflojar el sistema de raíces: Puede ser difícil desenredar las gruesas raíces de las plantas de Aloe Vera sin molestarlas demasiado, por lo que es necesario tener mucha paciencia. No querrás romper accidentalmente ninguna de las delicadas raíces de las crías. Cepillar y sacudir toda la suciedad del sistema de raíces que pueda, ayudará a que la división de una planta de aloe sea un poco más fácil.

Paso 2: Cortar el hijuelo de la planta principal – Si el tallo del cachorro todavía está unido a la planta madre, cortar la conexión con un cuchillo afilado o un par de tijeras. Esto hará que el trabajo de desenredar sus raíces sea mucho más fácil.

Paso 3: Desenredar las raíces del aloe bebé – Desenredar suavemente las raíces del hijuelo para separarlas, tratando de no romper ninguna de las raíces en el proceso. Esto va a sonar tonto, pero usar un palillo de metal hace que desenredar el sistema de raíces de aloe sea mucho más fácil. Recibí un par de estos hace unos años, y son increíbles para usar para propagar el Aloe Vera de esta manera.

Paso 4: Usar hormonas de enraizamiento para plantas inmaduras – Si alguna de las compensaciones de aloe que has quitado no tiene muchas raíces, sólo tienen pequeños nudos de raíz en ellas, o las raíces se han roto, puedes usar las hormonas de enraizamiento para ayudar a los hijuelos a desarrollar raíces fuertes más rápido. Simplemente sumerge el extremo en el polvo para enraizar antes de clavarlo en la tierra.

Paso 5: Vuelve a plantar la planta principal – Una vez que termines de quitar los hijuelos, puede simplemente deslizar la planta madre de nuevo en la maceta original y rellenarla con tierra fresca de Aloe Vera para macetas. De lo contrario, este es un buen momento para replantarla en un nuevo contenedor si lo deseas. No uses un contenedor demasiado grande para replantar una planta de aloe, porque les gusta estar en una macetas que pueden cubrir rápido con sus raíces.

Cómo plantar bebés de Aloe Vera

Ahora que se han separado, puedes plantar cada hijuelo individual en su propia maceta. Dado que son suculentas, la mejor tierra para plantas de Aloe Vera es una mezcla arenosa de rápido drenaje.

Puedes comprar tierra para macetas que esté específicamente hecha para suculentas, o hacer la tuya propia usando una mezcla de arena gruesa, tierra para macetas en general y perlita o piedra pómez o grava volcánica. (aquí está mi receta para hacer tu propia mezcla de tierra suculenta).

Si tienes muchos hijuelos que quieres plantar y compartir, estas pequeñas macetas son del tamaño perfecto para usar. Si tiendes a regar demasiado las plantas, elige una maceta con agujeros de drenaje o una maceta de arcilla. También puedes usar una tierra arenosa y suculenta como mezcla para plantar Aloe Vera, lo que les dará un drenaje extra.

Planta cada hijuelo en la nueva maceta a la misma profundidad a la que estaba en la maceta vieja. No olvides añadir una etiqueta a cada planta si vas a compartirlas con tus amigos.

Recuerda no plantar los bebés de Sábila en macetas muy grandes o controlar el riego se te hará muy difícil.

Cómo cuidar una planta de Aloe Vera bebé

Después de comenzar el trasplante de Aloe Vera, hay que esperar varios días antes de regarlas, sobre todo si el suelo ya está húmedo. Esto les dará tiempo para recuperarse de la conmoción.

Cuidar de las crías de Aloe Vera no es diferente a cuidar de la planta madre. Sólo recuerda que prosperan con la negligencia, así que no los mates con amabilidad. Esto quiere decir que cuanto menos atención les prestas más prosperan y cuanto más las riegas o cuidas probablemente cometas algún error que las mate.

Eso es, ahora que conoces los pasos para propagar el Aloe Vera por división, tendrás un suministro interminable de aloe. ¡Sólo tienes que mirar todas esas nuevas plantas de aloe! Asegúrate de compartirlas con tus amigos. Quiero decir, ¿quién no querría plantas de Aloe Vera gratis? ¡También son un gran regalo!

Si te gustó este artículo de Cómo reproducir el Aloe Vera por hijuelos, creo que también te gustarán estos otros artículos:


Deja un comentario