Cómo hacer jabón casero de Aloe Vera


La industria cosmética está en auge y el Aloe Vera es posiblemente uno de los productos más vendidos en todo el mercado. La Sábila es un donante natural de multiples nutrientes que ciertamente te ayudarán en la búsqueda de una mejor salud y belleza! Aprende a hacer el Jabón de Sábila.

¿Te interesa lo que el Aloe Vera puede hacer por ti? ¿Has pensado alguna vez en hacer tu propio jabón de Aloe Vera? Tanto si es un sí como un no, mi objetivo es guiarte en la dirección correcta sobre cómo hacer un jabón de Aloe Vera casero y describirte todos los beneficios.

Principales beneficios del jabón de sábila

  • El Aloe Vera es un limpiador y sanador natural y puede ser usado con seguridad en la piel y cabello todos los días.
  • El jabón de Aloe es un buen antibacteriano y es excelente para desobstruir los poros, desengrasar la piel y mejorar los brotes de acné.
  • Algunos productos de jabón son duros para la piel y pueden dejarla seca, por lo que añadir Aloe al jabón hará lo contrario y mantendrá tu piel hidratada.
  • El Aloe Vera contiene fibroblastos, colágeno y elastina que son esenciales para una piel fuerte y flexible. Así que puedrás apreciar y experimentar un efecto antiarrugas natural de con esta pastilla de jabón de Aloe Vera.
  • Puedes reducir la apariencia y la dureza de las manchas y las quemaduras de sol.

¿Por qué deberías hacer tu propio jabón casero de Aloe Vera?

La fabricación de tu propio jabón de Aloe Vera puede convertirse en un divertido pasatiempo y abre un abanico de beneficios para la salud y el cuidado coticiano de tu piel, en cuanto a belleza.

Algunos jabones comerciales pueden ser ásperos para la piel y no puedes ser plenamente consciente de lo que va en ellos cuando se hacen. Piensa en ello de la misma manera que visualiza las comidas – nada es mejor que una comida casera.

Además, no te engañes pensando que este artículo es puramente para mujeres – es el siglo XXI y los hombres estamos igual de dispuestos a practicar estas cosas. Como ejemplo, yo mismo.

Hay más de una manera de hacer pastillas de jabón de Aloe Vera y voy a explicar los fundamentos de cada una para que puedas probarlas todas y ver cuál prefieres.

Proceso de fabricación del jabón

Ya que estamos en el tema de la fabricación de tu propio jabón, creo que es una buena idea explicar el proceso con mayor detalle.

La saponificación es básicamente la reacción química causada por la fabricación de jabón. Cada vez que se mezcla la lejía con las grasas se crea una reacción de calor. Diferentes aceites tienen diferentes tiempos de reacción, por lo que siempre debes investigarlo antes de elegir qué aceites añadir al jabón de Aloe Vera hecho en casa.

Hay varias maneras de hacer su propio jabón de Aloe Vera en casa. Sigue leyendo para saber cómo!

como hacer jabón de aloe vera y sus beneficios

El método de fusión y vertido

Este es el método más simple y requiere que uses pastilas de jabón prefabricadas pero también puedes usar tus propios ingredientes.

  1. Limpia la superficie de trabajo y prepara todas las pastillas de jabón que hayas elegido. Te sugiero usar pequeños cubos de jabón para evitar lesiones (Cortar pastillas de jabón cn un cuchillo afilado puede ser bastante difícil).
  2. Coloca el jabón en un recipiente o tazón apto para microondas. Cúbralo con film transparente.
  3. Calienta el jabón en periodos de 30 segundos para no cocinarlo demasiado y arruinarlo. Sigue haciendo esto hasta que todo el jabón se haya derretido.
  4. Añade el gel fresco de Aloe Vera al jabón cuando se haya enfriado un poco – mezcla bien los ingredientes. Te sugiero usar media taza de sábila por cada barra de jabón de tamaño estándar.
  5. Puedes añadir aceite de almendra a los moldes para evitar que las pastillas de jabón se peguen en el fondo.
  6. Vierte el jabón en los moldes que elijas (hay un montón de moldes de formas divertidas disponibles para comprar en internet).
  7. Deja que el jabón se solidifique en los moldes antes de intentar quitarlos.

Hacer jabón de Aloe Vera con el método de proceso en frío

  • Comience midiendo 350 mililitros de agua destilada en una jarra medidora. Te recomiendo encarecidamente el uso de guantes de goma, protección ocular y no dejar la piel desnuda para este método, ya que la lejía (mezcla de sosa caústica y aceite) puede ser perjudicial para la piel. Recuerda que estás provocando reacciones químicas.
  • Asegúrate de estar en un área bien ventilada.
  • Pesa 180 miligramos de sosa caústica y añádela al agua destilada. Revuelve la mezcla hasta que la consistencia deseada permita que la sosa caústica se disuelva.
  • Deja que la mezcla se enfríe.
  • Comienza a calentar los aceites esenciales y 1 taza de gel de aloe vera en una sartén. Hazlo muy despacio y no hiervas.
  • La temperatura de ambas mezclas debe coincidir cuando se mezclan, ambas deben ser de 38 grados. Añade la mezcla de sosa a la olla de aceites y bate bien. La mezcla debe ser espesa y bastante gomosa.
  • Vierte esta receta casera en los moldes, evitando el contacto con la piel.
  • Deja que el jabón se enfríe durante 24 horas a temperatura ambiente.
  • Retira las pastillas y deja que se solidifiquen durante un mes. (las cosas buenas llegan a los que esperan – esta parte es esencial para que el jabón funcione bien)

Hacer jabón de Aloe Vera con el método de proceso caliente

  • Ten en cuenta que antes de hacer este método hay que seguir las precauciones de seguridad que he anotado en el método de proceso en frío. Si no puedes seguir las pautas, te sugiero que no pruebes este método.
  • Una vez que hayas mezclado la sosa caústica y el agua destilada, debes tratar de combinar los aceites esenciales y 1 taza de aloe vera con la mezcla de agua inmediatamente en una olla adecuada.
  • La solución debe desarrollar una separación entre los componentes – con los aceites densos en la parte inferior y una fina capa de espuma en la parte superior.
  • Cuece la olla a fuego lento pero no la hiervas.
  • No dejes la mezcla desatendida y sigue revolviendo para que la consistencia se mantenga uniforme.
  • Cuando empieces a ver remolinos amarillos y menos burbujas (después de unos 15 minutos), apaga el fuego de la cocina.
  • Deja que la mezcla de jabón se enfríe y permita que el proceso se complete.
  • Cuando todas las burbujas hayan desaparecido, debes volver a calentar suavemente el jabón. Debes repetir este proceso tantas veces como sea necesario. Básicamente, está listo cuando el jabón tiene la misma consistencia en todo el cuerpo.
  • Vierte el jabón en los moldes y asegúrese de que la parte superior de cada uno esté más lisa de manera uniforme.
  • Deja reposar el jabón durante 4 semanas a temperatura ambiente.

Cómo hacer un jabón de sábila usando el método de reabastecimiento

Este proceso es mucho más sencillo de seguir y es ideal para que los principiantes lo prueben antes de intentar los otros métodos.

  • Hervir 500ml de agua en una olla.
  • Ralle el jabón o córtelo en trozos pequeños. Usar un rallador de queso o una licuadora de alimentos es probablemente la forma más segura de hacerlo.
  • Coloca las virutas de jabón en una bolsa de cocina y asegúrate de que esté bien sellada. Usa una banda elástica o dos, si no tienes una bolsa con cierre y asegúrate de que no se salga nada.
  • Pon la bolsa de cocción en la olla de agua hirviendo y déjala hervir a fuego lento durante una hora. Añade más agua si es necesario y vigila el proceso.
  • Prepara en este tiempo los aceites esenciales y el Aloe Vera fresco que haya elegido.
  • Añade un poco de aceite a los moldes para que puedas quitar el jabón fácilmente después de que se hayan solidificado.
  • Después de 1 hora, retira la bolsa de cocción de la sartén y retira la sartén del fuego.
  • Usa guantes a prueba de calor para dar textura y aplastar el jabón hasta que tenga una consistencia uniforme.
  • Abre la bolsa con cuidado y añade el aloe vera y los aceites esenciales y luego introduce con cuidado la mezcla de jabón en los moldes.
  • Cúbrelos con papel de horno.
  • Deja enfriar los jabones y déjalos a temperatura ambiente durante 4 semanas.

¿Qué aceites esenciales son buenos para hacer el jabón de Aloe Vera?

La lista de aceites esenciales que puedes añadir según tu tipo de piel es muy amplia. Puedes combianarlos o añadir uno cada vez.

Aceite de Lavanda

El aceite de lavanda es probablemente la opción más popular para muchas marcas de jabón. Tiene un gran efecto calmante y es muy neutro para la piel.

Aceite de Menta

El aceite de menta tiene un gran efecto calmante en los músculos y a algunas personas les encanta la sensación de cosquilleo que les despierta por las mañanas.

Aceite de Romero

Aceite de Romero- Este actúa como un gran humectante y ayuda a remover las células muertas de la piel.

Aceite de Salvia Clara

El aceite de salvia es un astringente natural y tiene buenas propiedades antibacterianas.

Aceite de Pachulí

Aceite de pachulí- Un pilar en la medicina asiática, un aceite común utilizado en la lucha contra el acné y la piel grasa.

Aceite de Naranja Dulce

Aceite esencial de naranja dulce- Este aceite menos conocido tiene beneficios antiinflamatorios sólidos.

Algunos consejos finales para mantener tu piel con un aspecto saludable

  • Bebe mucha agua, la piel es más fuerte y las células se reparan bien cuando está completamente hidratada.
  • Elige productos faciales que se adapten a tu tipo de piel, es decir, ¿es normal, grasa o seca?
  • Sigue una dieta saludable. Un mal plan de nutrición es la principal causa de una mala piel.
  • Exfolia a menudo.
  • Cargate de vitaminas y proteínas – los principales actores en la regeneración y mantenimiento de las células de la piel.
  • Duerme bien por la noche. Por lo menos 8 horas.
  • Obtén la vitamina D del sol, pero siempre use protector dolar para proteger tu piel de los rayos UV.
  • Por último, pero no menos importante. Agrega un jabón de Aloe Vera a tu cuidados diarios de la piel para cosechar los increíbles beneficios de la planta milagrosa!

Espero que hayas disfrutado de este post sobre cómo hacer su propio Jabón de Sábila casero y sus beneficios.

Si te gustó este artículo de Cómo hacer jabón casero de Aloe Vera, creo que también te gustarán estos otros artículos:


Deja un comentario