Cómo hacer crema de aloe vera


Si estás buscando cómo hacer crema de aloe vera, en este artículo te voy a mostrar varios métodos de elaboración para hacer mascarillas de aloe vera y hierbas frescas, tanto para el rostro como corporales.

Si quieres nutrir tu piel, el aloe vera hará que esté super nutrida, hermosa, brillante y saludable y todo 100% natural. El uso de sábila es patrimonio de la sabiduría popular.

Podríamos clasificar al aloe como un tipo de hierba de la medicina tradicional, ya que los curanderos populares de múltiples países a lo largo y ancho del planeta usan aloe vera para beneficiarse de muchas propiedades medicinales y curativas.

Desde hace siglos, los pueblos más antiguos han usado y siguen usando esta planta milagrosa para tratar la piel inflamada, quemaduras, escaldaduras, la psoriasis y las varices.

Desgraciadamente con la vida tan ajetreada que llevamos, muchas veces viviendo en grandes ciudades, lo más cerca que estamos del cristal o gel de aloe vera es en una botella de plástico o cristal. Aunque el aloe vera embotellado o enlatado no nos ofrece la riqueza de una hoja recién cortada también podemos considerar muchas estas bebidas y cremas como aloe vera puro. 

Receta sobre cómo hacer una crema hidratante de aloe vera

Espero que estés tan impaciente como yo según lees estas líneas porque aquí vas a conocer el secreto para hacer una crema herbaria fresca para tratar imperfecciones, manchas, marcas y en general un rostro opaco. Los resultados que vas a obtener serán muy buenos y satisfactorios.

Antes de pasar con la primera receta me gustaría advertir que debes tener cuidado con la aloína; ese líquido amarillento que aparece recién cortamos las hojas. Recuerda hacer una prueba con el gel en alguna parte sensible de tu cuerpo como el antebrazo y por supuesto lava muy bien el cristal antes de proceder a su utilización.

Primera crema mascarilla de aloe vera

Ahora voy a enseñarte hacer una crema de sábila fresca y natural para la cara; una mascarilla para blanquear zonas oscuras, alisar la piel del rostro y obtener una tez saludable y brillante. Lo que estás a punto de leer te sorprenderá, pero no es una broma y debes leer hasta el final.

Ingredientes para nuestra crema mascarilla de sábila

UNICAMENTE NECESITAS gel de aloe vera

A continuación, te mostraré la forma más adecuada para obtener el gel de aloe y como aplicarlo en tu rostro, sacándole el mayor partido a la sábila y minimizando los problemas.

Obtención del aloe:

No es necesario mezclar otras hierbas juntas y no es necesario incluir agua, porque el aloe vera es una sustancia mucosa que ya tiene agua para nutrir. Por lo tanto, no necesitas añadir más agua y así prescindir de un disolvente externo.

Para el uso de aloe vera, de acuerdo con textos herbales antiguos; se debe tomar una hoja grande y regordeta, siempre la primera hoja en la parte inferior. Además, esta planta debe ser mayor de 1 año para obtener textura de gelatina con propiedades medicinales que buscamos.

Otra cosa importante durante la obtención del gel es limpiar bien; limpiaremos la hoja antes de cortarla y después. Una vez pelada, nos aseguraremos de haber eliminado todo el verde, sin dejar ni un poquito porque la aloína está en las partes verdes y como dije antes puede ser peligroso.

Una vez has extraído el cristal, debes lavarlo bien 2 o 3 veces en agua limpia, cambiando esta agua en cada lavado (una vez está bien limpia vamos a escaldar con agua caliente).

Ya que el gel está limpio lo llevamos a una licuadora de jugo o a un procesador de alimentos pequeño donde lo transformaremos en una masa liquido gelatinosa homogénea. Saldrán muchas burbujas al principio, pero estas desaparecerán pasados unos minutos.

Ahora es momento de colocar el gel en un recipiente donde te sea fácil trabajar.

Aplicación de la mascarilla crema de aloe vera

Primero, lávate bien la cara con agua corriente, sin jabón y sécala. Espera hasta que la cara esté totalmente seca.

Aplica el aloe vera en la cara, excepto alrededor de los ojos y alrededor de los labios. Aplica la crema de aloe por toda la cara; alrededor de la barbilla, el cuello y déjela reposar, dejando que la medicina de esta planta penetre en los poros llegando a la zona de debajo de la piel para realizar su función sanadora y reparadora.

Mantén la mascarilla por unos 15 -20 minutos, luego enjuague con agua tibia, seguido de agua fría secando la cara de nuevo.

Este es el proceso básico y fundamental para hacer una crema mascarilla de aloe vera y funciona para todos los tipos de pieles, aunque ahora te mostraré como hacerlo en caso de piel seca o grasa. Haz esta mascarilla 1-2 veces a la semana.

Nota: Cada vez que aplicas la mascarilla de aloe en tu piel, evita frotar, arrastrar, tirar de una toalla, tirar de las mejillas hacia abajo o de la barbilla hacia abajo. Por otro lado, no abuses del aloe vera pues puedes conseguir el efecto contrario al deseado; 1-2 veces a la semana es suficiente.

Crema de aloe vera para piel grasa y seca

Para obtener una buena crema para la máscara facial será muy valioso añadir otros productos naturales. Ya se trate de hierbas, plantas, hojas, flores, semillas, raíces o cualquier cosa de origen animal, como leche fresca, miel, yemas o claras de huevo.

Pero para un uso adecuado de todos estos tipos de añadidos naturales, estaremos condicionados por el tipo de piel de cada cara. Por lo tanto, antes de usar varias fórmulas de mascarillas faciales a base de debemos considerar la apariencia de la piel pues para obtener los mejores resultados, no podemos usar la misma crema de aloe vera en personas con piel grasa que en personas con piel seca.

Crema de aloe para piel grasa

Usa cítricos. Para las pieles grasas la acidez es buena, aunque no debe usarse en cantidades excesivas; debe usarse solo un poco para obtener los mejores resultados. También hay que tener en cuenta cuánto ácido tiene la fruta que queramos usar.  Por ejemplo, si usas jugo de limón para mezclar, añade solo 2 gotas por cada 3 cucharadas de aloe.

No mezcles aceite de oliva o yema de huevo con el aloe, ya que harás que la cara sea aún más grasa. Sin embargo, puedes usar las claras de huevo para mezclar con la sábila y así obtener mejores resultados en piel grasa.

Todos conocemos como cortar pepinos en rodajas y ponerlos sobre la cara es muy beneficioso para pieles grasas. De este modo podemos añadir una rodaja de pepino cada 3 cucharadas de aloe y conseguir una mezcla más potente. La enzima contenida en el pepino limpiará los rostros grasos, incluidas las células muertas que salen en la cara. Tu cara será brillante, luminosa y más suave.

Crema de aloe para piel seca.

Nunca uses pepinos frescos si tu piel es seca porque harán que la piel seca de la cara esté aún más seca. Voy a darte algunas otras hierbas frescas que podrás añadir a tu crema de aloe para piel seca, pero por lo pronto, jamás uses pepino.

No uses frutas o hierbas que sean muy agrias porque éstas normalmente contienen ácidos que resecarán nuestras pieles. Así como el limón era bueno para piel grasa, debes evitarlo si tu piel es seca. Puedes sustituirlo por otras hierbas o frutas más suaves, como la mandarina, la naranja, etc.

En relación con el punto anterior, si has añadido alguna fruta o hierba con un pequeño porcentaje de acidez, NO mantengas la mascarilla en el cara por más de 10 minutos y estos añadidos deben ser muy pequeñas cantidades.

Otra combinación muy interesante es la yema de huevo. Si mezclas tu crema de aloe vera con yemas de huevo obtendrás una piel más húmeda e hidratada. Pero recuerda bien; YEMAS, la parte amarilla / naranja, nunca la clara.

La miel se considera un elixir herbal en muchas culturas. La miel se ha usado desde la antigüedad en la medicina tradicional por médicos naturistas. Añade una pequeña cantidad de miel a tu crema de sábila para nutrir aún más la cara y mantener una buena salud facial, viéndose tu rostro siempre suave y liso. La miel es un humectante natural excelente.

Conclusiones:

Como has visto, no hay secretos a la hora de crear una crema de aloe vera para aplicarla como mascarilla facial o loción corporal. Siempre intentaremos conseguir la crema más pura posible e intentaremos no cometer errores añadiendo otras hierbas que no le van bien a nuestra cara.

Espero que este artículo te haya sido útil y te animo a que dejes tu comentario aquí.

Si te gustó este artículo de Cómo hacer crema de aloe vera, creo que también te gustarán estos otros artículos:


Deja un comentario