Cómo conservar Aloe Vera


El Aloe Vera es una de las más poderosas plantas curativas de la naturaleza.

Está cargado de propiedades beneficiosas para la salud y puede ser usado como parte de varios remedios caseros. Desde la hidratación de la piel hasta el tratamiento de las quemaduras de sol, el Aloe Vera puede ser de gran ayuda.

Una de las mejores propiedades de la Sábila es que funciona en forma gelatinosa, que puede aplicarse sobre la piel y también puede consumirse en forma de jugo. Sin embargo, para aumentar la vida útil del gel de Aloe Vera, es de suma importancia almacenarlo de la manera correcta.

Cortar una hermosa hoja de nuestras plantas y tener que malgastarla o aplicarlas de mil maneras en un mismo día es una lata que yo mismo sufría, pero desde que descubrí formas eficientes para conservar el gel de Aloe Vera, mis plantas están bonitas y con Salud y yo siempre tengo gel disponible.

Aquí te traigo una lista de algunas formas prácticas en las que puedes almacenar el gel de Aloe Vera, sin alterar su calidad. Sigue leyendo para saber más sobre ellas.

Formas de almacenar el gel de aloe vera

Guardarlo en un congelador

Si deseas conservar el gel de Aloe Vera por más tiempo, ¡simplemente congélalo! Todo lo que necesitas hacer es transferir el gel en bandejas de hielo y colocarlas dentro del congelador. Estos cubos de gel pueden ser usados en cualquier momento y son bastante efectivos cuando se usan en quemaduras de sol y piel seca. Estos cubos de gel de Sábila actúan también como una herramienta de primeros auxilios instantáneos.

Pero esta es sólo una idea, también puedes hacer cualquier combinación con jugos, añadirles un palito y congelarlo para esos días de calor disfrutar de un helado super refrescante y sano.

Si deseas conservar el gel de aloe vera durante más tiempo, sólo tienes que congelarlo

Usar aceite de vitamina E

Si usas el gel de Aloe Vera para tratamientos faciales, de uñas o de cabello, entonces este método de almacenamiento es adecuado para ti.

Esto se debe principalmente a la adición de aceite de vitamina E en el gel de Aloe Vera, pues el aceite de vitamina E en el gel puede mejorar su eficiencia de una manera excelente. Sólo hay que añadir el gel en una licuadora junto con el aceite de vitamina E y mezclarlo adecuadamente. Transfiere esto a un recipiente y guárdalo en la nevera.

Úsalo como y cuando sea necesario.

Método de conservación de la miel

El mayor inconveniente de utilizar el gel de Aloe Vera en su forma gelatinosa natural es que no siempre se utiliza todo el gel que se extrae de la hoja de Sábila, lo que a su vez da lugar a un desperdicio de grandes cantidades. Para evitar esto, se puede combinar el Gel de Aloe Vera con miel, ya que ayudará a que el gel dure más tiempo.

Sólo hay que mezclar el gel de aloe vera sobrante con una cantidad igual de miel. Use esta mezcla para hacer batidos y mascarillas faciales.

Mezcle el gel de aloe vera con una cantidad igual de miel para que dure más tiempo

Añade vitamina C en él

Añadiendo vitamina C al gel de Aloe Vera, puedes extender su vida útil hasta un mes en la nevera. Extraer el gel de aloe vera y transferirlo a una licuadora. Añade jugo de limón en él ya que es una buena fuente de vitamina C y actúa como un conservante natural.

Después de mezclarlo, vierte la mezcla en un recipiente y guárdelo en el  frigorífico.

Al agregar vitamina C al gel de aloe vera, puedes extender su vida útil por hasta un mes en el refrigerador

Así, con las formas fáciles mencionadas anteriormente, puedes aumentar la vida útil del gel de aloe vera y hacer que dure más tiempo.

Si te gustó este artículo de Cómo conservar Aloe Vera, creo que también te gustará este otro artículo: ¿Por qué se pone el gel de Aloe Vera o Sábila rosa o morado?


2 comentarios en “Cómo conservar Aloe Vera”

    • Hola dulce,

      Antes de nada tengo que decirte que yo no soy médico y por tanto mis conocimientos sobre cómo el aloe vera actúa en nuestro organismo lo he aprendido a través de experimentar con esta planta maravillosa e investigar sobre cómo actúa sobre otras personas.

      Es cierto que el aloe vera puede ser contraproducente en algunos casos y además hay estudios sobre ellos. Sin embargo, he de decir que nadie debería tomar nada en cantidades exageradas o durante periodos demasiado largos y en mi opinión, estos fallos se han producido por alguno de esos motivos.

      Yo puedo beber una copa de vino ahora y sentirme ligeramente mareado y un poco más feliz pero si me bebo dos botellas seguidas puede que acabe en el hospital con una intoxicación etílica. ¿Es entonces el vino malo? No lo creo, depende del uso que le des.

      Si alguien desea introducir el aloe vera en su dieta debe hacerlo poco a poco; yo recomiendo ingerir un trocito un día y descansar varios días para ver si trae consigo algún efecto secundario. Si todo va bien, ingerir una cantidad más grande otro día y esperar varios días a ver cómo uno se siente. Si repites este proceso aumentando las dosis es muy difícil que algo malo te ocurra. En cualquier caso no se debe tomar más de 25 ml al día ni por más de 1 mes seguido.

      Resumiendo, Sí puede causar fallos renales PERO si se consume de forma inadecuada.

      Responder

Deja un comentario