¿A qué sabe el aloe vera?


Si hay una pregunta frecuente sobre el aloe vera es sobre su sabor: «¿Cómo sabe el jugo de aloe?» La respuesta ya está en el nombre de la planta misma. La palabra «Aloe» se deriva del término árabe «alloeh», que significa sustancia amarga brillante y la palabra «Vera» se deriva de la palabra latina «veritas» que significa verdad.

Es decir, que ya desde hace siglos se conoce a esta maravillosa planta como “la verdadera sustancia amarga brillante”.

Si planeas comer aloe vera en crudo, encontrarás su sabor como la mayoría de los demás: ligeramente amargo, aguado, con un toque ácido pero dulce al final. Si cultivas tus propias plantas, la edad influye en el grado de amargura. Los brotes más jóvenes tienden a tener un sabor menos amargo que los más viejos.

¿A qué sabe el cristal de aloe vera?

La amarga realidad es que el nombre original puede haber sido porque el aloe vera crudo tiene un sabor amargo y acre. Sin embargo, la dulce verdad es que el poderoso gel interno, con más de 200 nutrientes, se ha utilizado durante siglos por sus muchos beneficios para la salud tanto interna como externamente.

Advertencia: El aloe vera crudo puede contener aloína, un producto químico natural potencialmente peligroso con efectos laxantes. En este post te explico más sobre la aloína.

Cómo cambiar el sabor del aloe vera

La buena noticia es que no tienes que comer aloe vera crudo para disfrutar de sus muchos beneficios para la salud. Hay formas mucho más fáciles y muy apetecibles de consumir aloe vera. Ya sea que estés bebiendo una bebida a base de sábila o haciendo un batido digestivo de sábila, el hecho es que hay muchas recetas de sábila para elegir.

Alternativas a comer aloe vera crudo

Afortunadamente, hay varias alternativas a comer aloe vera crudo que son más convenientes y libres de aloína. Encuentra un suplemento de aloe vera de calidad en forma de cápsula (que contenga gel de aloe vera o gel seco) o extracto de gel de aloe vera, o simplemente agua de aloe.

Como tanto la cápsula como el extracto ofrecen efectos similares, el suplemento de aloe que desees es, en su mayor parte, una preferencia personal. Las cápsulas son una forma conveniente, pero algunas personas prefieren el extracto de aloe para mezclarlo en batidos y otros alimentos. También puedes agregar el agua del áloe en los batidos y las bebidas.

Cápsulas de aloe

Fáciles de tomar, concentradas y sin sabor alguno. Los estilos de vida ocupados y los horarios agitados pueden hacer que el tiempo sea limitado en todas partes. Las cápsulas de sábila son una opción conveniente para las personas que están en movimiento y aún así proporcionan todos los increíbles beneficios de tomar sábila cruda y orgánica.

Sabor del Aloe vera en gel

Gel concentrado que es fácil de tomar o mezclar en recetas. Los extractos ahorran el tiempo que toma cortar, pelar y sacar el gel de las hojas de sábila. El gel listo se puede mezclar con las recetas favoritas y está especialmente procesado para eliminar cualquier aloína potencialmente peligrosa.

Sabor del Agua de Sábila

Sabe muy bien, refrescante e hidratante. A menudo viene en varios sabores.  El agua de sábila es buena para llevarla al gimnasio, a trotar, a caminar, a la escuela, a la oficina o a la casa – en cualquier lugar y en cualquier momento para saciar la sed. Como un bono adicional, ¡el agua de sábila es deliciosa y también buena para ti!

Precauciones con el aloe vera que compramos

Como con cualquier suplemento, varios factores deben ser considerados en su proceso de decisión. Revisa los ingredientes y asegúrate de que es aloe vera orgánica la que estás comprando. Muchos de los productos de aloe vera en el mercado hoy en día contienen poco y, en algunos casos, nada en absoluto. Además, revise la etiqueta para asegurarse de que las cápsulas, el extracto o el agua no estén cargados con ningún relleno o aditivo innecesario.

Planta del aloe y su jugo amargo

Para concluir con este artículo voy a resumir los dos motivos por los que creo que te sabe la planta de aloe y su jugo amargo:

  1. No has limpiado bien el gel, o simplemente estás comiendo o tomando el jugo de la sabila con demasiada cáscara.
  2. La hoja que estás usando puede que no esté en las mejores condiciones posibles; ya sea porque la cortaste hace demasiado tiempo o porque no la has almacenado correctamente.

En mi opinión, lo que la gente considera amargo del jugo o del gel de aloe vera no es un «sabor» sino una «textura».

Para los más vagos os dejo mi video resumen abajo:

Si te gustó este artículo de ¿A qué sabe el aloe vera?, creo que también te gustarán estos otros artículos:


Deja un comentario