5 maneras fáciles de refrescarse con el aloe vera


Es verano en el hemisferio norte y sientes que te estás derritiendo, o quizás vives en uno de esos lugares donde las temperaturas suben sin sentido y sin avisar en cualquier momento del año. Tu piel se está pegando a los muebles y a los asientos del coche, y no puedes deshacerte de la ropa.

Irías a nadar, pero no tienes piscina. ¿No hay aire acondicionado? No hay problema. El aloe es un alimento básico para el combatir las altas temperaturas, generalmente asociado con el tratamiento de quemaduras de sol e irritaciones de la piel. ¿Pero sabías que el aloe también puede ayudarte a mantenerte fresco e hidratado?

A continuación te muestro algunas maneras fáciles de mantenerse fresco en momentos de calor con todo, desde el agua de aloe hasta el gel de aloe puro.

Masaje con gel de aloe

Un masaje que contiene gel de aloe puro crea una maravillosa sensación de frescura. Perfecto después de ese largo día en la playa, el aloe refrescará y calmará su quemadura. Cuando se aplica a las piernas y pies, el aloe puede bajar la temperatura del cuerpo unos pocos grados. Aumente el factor de congelación guardando el gel de sábila en la nevera.

Agua de Aloe

Una forma segura de mantenerse fresco es mantenerse hidratado. No hay mejor manera de hidratarse que beber agua que contenga hoja de aloe pura. Manténte fresco, sacia tu sed y cosecha los beneficios de salud de la sábila, todo al mismo tiempo.

Hay cientos de bebidas de aloe que ofrecen esta deliciosa y saludable delicia en múltiples refrescantes sabores: Los hay de Uva, Mango, Granada y Bayas Silvestres, etc.

Cubos de hielo con sabor a aloe

Añade tu agua helada más frescura con cubos con sabor a aloe. Simplemente agrega un poco de jugo de aloe y una hoja de menta fresca en tu bandeja de hielo y congele durante 30-60 minutos.

El combo de aloe y menta es refrescante 100% y hace que el agua sea más saludable, ya que el aloe puede ayudar en la digestión y la menta es una fuente sólida de vitamina C.

Mascarilla de Aloe Vera

El aloe vera actúa como un humectante y exfoliante supremo para tu piel. Para mantener tu cara y cuello frescos e hidratados en momentos de calor extremo, prueba a hacer una mascarilla facial de aloe vera.

Necesitarás manteca de karité, aceite de oliva y gel de aloe vera. Combina bien todos los ingredientes hasta que se produzca una pasta. Aplícala en tu cara y cuello durante 15-20 minutos, luego enjuaga con agua fría. La mascarilla restaurará la humedad de tu piel y actuará como un hidratante refrescante.

Planta de Aloe Vera

No sólo es útil tener a mano una planta de aloe vera para tratar esas molestas quemaduras de sol, sino que también le ayudará a mantener la temperatura fresca en tu hogar. El aloe vera reduce la temperatura ambiente, lo que proporciona una buena protección contra las altas temperaturas.

Si te gustó este artículo de 5 maneras fáciles de refrescarse con el aloe vera, creo que también te gustarán estos otros artículos:


Deja un comentario